Estadio Sausalito

    Construido el año 1929 en Viña del Mar, le debe su nombre a una laguna que está a escasos metros. Fue sede del Mundial de Fútbol de 1962 y de las Copas Américas de 1991 y 2015. Su estructura sufrió daños importantes con el terremoto del año 2010, por lo que el 2012 el Gobierno de Chile anunció su remodelación. Pasó en un corto plazo a tener 23.360 espectadores y es el cuarto estadio chileno más importante. DRS auditó las condiciones del proyecto y verificó que su desarrollo se realizara según los estándares FIFA requeridos y estuviera habilitado a tiempo para la Copa América 2015.